La inteligencia artificial (IA) y la automatización están cambiando las habilidades necesarias en los trabajadores. Las habilidades que se muestran en el cuadrante de arriba a la derecha del diagrama se perciben como muy importantes ahora y necesarias aún mas en el futuro. Incluyen: liderazgo, comunicación, conocimientos de Tecnología de Información y programación avanzados y pensamiento crítico. En el cuadrante de abajo a la derecha están las habilidades que se califican como menos importantes en el presente pero que crecerán fuertemente en el futuro: Análisis de datos avanzados, procesamiento de información compleja, adaptabilidad (así como entrenamiento y enseñanza). Los servicios financieros están siendo punta de lanza en la adopción digital, siendo uno de los sectore con la mayor transición en la fuerza de trabajo en los años por venir: 38% de los empleados que trabajan en el back-office serán susceptibles de automatizar sus tareas y verán un decrecimiento en las horas empleadas para 2030 hasta del 20 por ciento. Una cosa es cierta: las compañías necesitarán ejecutar cambios organizacionales significativos al mismo tiempo que cumplen estos cambios de habilidades para permanecer competitivos. Fuente : MacKinsey Global Institute – Skil Shift Automation and the Future of the Workforce